lunes, 2 de julio de 2012

Corazón

Recuerdo nuestro primer beso

aquel que no esperaba.

Recuerdo nuestros pasos

y esa calle oscura, mojada.

Recuerdo tus palabras

sobre luces y paradigmas.

Nuestra vida no es perfecta

pero te amo y te espero.


Hoy no soy Ariadna

la chica del hilo.

Tampoco Penélope

tejiendo y destejiendo.

Hoy sólo soy la novia

que respira y se enoja.

Hoy sólo soy la mujer

que por ti esta loca.