martes, 7 de junio de 2011

SER - 1

La habitación de Ser lleva las puertas cerradas.
No hay ventanas, ni tragaluces, tampoco chimeneas.
El cuadro se pinta sólo de ojos de pez.

La habitación de Ser corre contra el tiempo.
Mi milagreo se esconde entre tablas pintadas de luces.
Su cuerpo dejó las sombras para ser otra vez extraño.

La habitación de Ser me cobija el corazón como yo sus manos.
A veces no es inconsecuente jugar a emocionarnos.
Las predicciones en positivo van socavando los engaños.